Pero no nos hagamos ilusiones, no es en educación ni en economía, es en Angry Birds.

Hoy ha abierto sus puertas en el Centro Comercial La Vaguada la primera tienda de artículos de todo tipo inspirados en este famoso y original juego. Es la segunda que se ha instalado después de la inaugurada en Finlandia, país en el que nació como aplicación para móviles y donde está prevista, en Helsinki, la creación de un parque temático sobre los seres fantásticos protagonistas de este juego.

En el establecimiento se pueden comprar todo tipo de artículos con los pajaritos enfadados y los cerditos ladrones de huevos: peluches, llaveros, camisetas, bebidas, artículos de papelería o accesorios para móviles.

El titular de la licencia dice que se ha abierto aquí por la enorme aceptación que ha tenido el juego en España, donde la intención es continuar extendiendo su red con nuevas aperturas. Desde luego en el vídeo se puede ver la gran cantidad de personas que hacían cola esperando la apertura de la tienda esta misma mañana.

En la tienda, aparte de comprar sus productos, que hasta ahora sólo se podían adquirir online en la página del juego,  se podrá también pasar un rato jugando con la adictiva aplicación, imagino que en su versión más reciente, la de Star Wars.

La empresa creadora de Angry Birds, Rovio Entertainment Ltd, la formaron en 2003 Niklas Hed, Jarno Väkeväinen y Dikert Kimtres, tres estudiantes de una universidad tecnológica de Helsinki, y al principio se llamó Relude, Rovio Mobile a partir de 2005 y finalmente cambiaron al nombre actual en 2011. Han creado varios juegos que luego han vendido a otras empresas, como por ejemplo Mole War, el primer juego multijugador en tiempo real comercializado para móviles en todo el mundo.

Angry Birds, desarrollado en 2009, alcanzó en mayo de este año los mil millones de descargas, número que se supone que seguirá creciendo. Además, a partir de ahora podrán aumentar sus ingresos con los beneficios correspondientes de tiendas como la que se ha inaugurado hoy en el Centro Comercial La Vaguada de Madrid, que parece que van a ser bastantes.