La tarde del día 7 de marzo en iRedes en Burgos se dedicó a las que la organización denominó Charlas enredadas y que bajo mi punto de vista estuvieron entre lo mejor de todo el evento.

Comenzó Cristina Mateo, jefa de planificación estratégica y marketing de la Fundación Siglo para el Turismo y las Artes, hablando de Castilla y León es Vida, una campaña turística de la Junta de Castilla y León que está fundamentada en la participación de los usuarios de redes sociales. Como idea principal Cristina señaló la utilización de un lenguaje correcto y riguroso para respetar una imagen que pertenece a todos los castellanoleoneses y cuidar su reputación día a día.

Siguieron Álvaro Peláez y Judith González Ferrán, hablando sobre el buen uso del español en los medios sociales (minuto 43 del vídeo). Ambos representaban a Fundéu BBVA, la Fundación del español urgente, e insistieron en la necesidad de escribir bien en las redes sociales, ya que “donde solo están mis palabras, solo mis palabras me van a representar”. Muy divertida la parte en la que muestran los tuits recibidos con consultas sobre el uso del lenguaje, en general y en los medios de comunicación, y las respuestas o los debates que a veces se originan.

A continuación (1:05:00) Dani Seseña, director y presentador del programa de televisión Cámara Abierta 2.0, que lleva cinco años en pantalla, explicó la evolución de la televisión en función de las redes sociales. Destacó la importante participación del ciudadano, el cambio de chip de todo el equipo hacia ese sistema de participación y la forma de procesar la información o de contrastarla.

Mapa iRedesLo siguiente (1:21:00) la mesa redonda sobre Análisis y visualización de las redes sociales y por qué y cómo se hacen virales las cosas. Participaron Fernando Tricas, profesor de la Universidad de Zaragoza, actuando como moderador, Josu Aurrekoetxea de GlobalinmediaÁlex Dolara de KarmacracyRicardo Galli, uno de los socios fundadores de Menéame, e Ignacio Gómez, de RTVE. Un debate interesante en el que, si bien no pudieron dar ni motivos ni recetas para conseguir la viralidad de un contenido, destacaron la probable influencia de la calidad o los medios de difusión. Todo ello con matices, ya que se cree que a veces los contenidos se viralizan sin que muchos de los usuarios ni siquiera los hayan visionado.

Siguió la charla (2:40:00) de Virginia Pérez Alonso, del Grupo 20minutos, que presentó Gonzoo, un medio de comunicación online pensado para jóvenes y para ser utilizado en dispositivos móviles.

Inmediatamente después (2:55:00) Francisco Sierra, de ATRESMEDIA (Antena3), presentó Enredando en la tele, hablando de la interacción de los telespectadores en redes sociales, que cada vez son más numerosas en nuestro país, y de la necesidad de tener en cuenta esas interacciones para estar informados sobre lo que busca el público. Como muestra, durante su último programa Splash se superaron los trescientos mil comentarios.

Más tarde (3:11:35) Gustavo Entrala, CEO de la agencia 101, que lleva el perfil en redes sociales del papa, charló sobre cómo llegó a hacerse cargo de dicho perfil de Benedicto XVI y de cómo, sin haberse dedicado nunca a nada parecido, su empresa se ha visto implicada en la que parece que es la transformación digital de la Iglesia católica. Muy amena la conversación y memorable el momento en que afirma que escribieron al portavoz del Vaticano con la misma esperanza de respuesta que si hubiera sido a Cameron Díaz, o cuando relata que, siendo creyente y practicante, cada vez que iba a misa pensaba ¿pero quién ha diseñado estos carteles? ¿en qué momento la Iglesia se peleó con la estética? (Cosa que, creyentes o no, también nos hemos preguntado muchos).

La última actividad (3:34:40) fue una mesa redonda sobre fotografía en las redes sociales con Ramón Puchades, de Unidad Editorial, y con Alicia AndrésJonan Basterra y Victoriano Izquierdo (que había aparecido un rato antes con un casco de obra entre el público, causando el regocijo general, y según él “para demostrar la importancia de la imagen“). Comenzaron proponiendo que todos los asistentes, incluidos ellos, hicieran fotos unos a otros o a los ponentes. A lo largo de la conversación fueron destacando cosas importantes como que la única foto que se recuerda siempre es la que no se ha podido hacer, que casi siempre dentro de un fotógrafo hay un viajero o que las redes sociales han sido fundamentales para difundir su obra y para entender la difusión que podía llegar a tener. Finalmente, que redes sociales como Flickr o Instagram han hecho muchísimo por los fotógrafos actuales y por la fotografía social tal y como la entendemos hoy en día. Curiosa la pregunta de un espectador sobre qué foto les gustaría hacer, a la que Jonan respondió que desde hace un tiempo le apasionan las fotos de personas iluminadas por pantallas (de ordenador, de móvil) y absortas en éstas. Victoriano deseó hacerle un retrato al anterior ponente del evento, Gustavo Entrala, porque le parecía una persona que transmitía, y Alicia, mezclando ambos conceptos, sugirió una foto al equipo de redes sociales de iRedes, que se encontraba detrás del escenario, ya que sería un retrato y estarían iluminadas por y absortas en las pantallas de sus gadgets.

Con ellos terminaba la jornada hasta el día siguiente, último del congreso, que relataré en la tercera y última entrada de esta serie.