Actitud SocialEl viernes pasado, una vez terminado el tiempo destinado a la comida, volvimos a la sede de la Diputación de Málaga para asistir a la recta final del Tercer Congreso de Marketing, Comunicación y Networking #ActitudSocial. El primer ponente de la tarde fue el economista Israel Mármol Kostov, de Briboneros, que nos habló claramente de los abusos que cometen impunemente los bancos y de la necesidad de estar informados en temas financieros para luchar contra esos abusos. Una charla interesante y muy actual.

Después pasamos a hablar sobre los trámites necesarios y convenientes para crear una empresa o montar un negocio, guiados por Manuel Paneque y Juan Manuel Reina, de Paneque Asesores, que aclararon las dudas del público sobre los distintos tipos de sociedades, responsabilidades e impuestos obligatorios. Muy útil para emprendedores y para quien tenga pensado serlo en un futuro no muy lejano.

Para cambiar un poco, dejando a un lado las cosas serias, llegó el turno de Eduardo Prádanos, que nos habló de la cada vez más extendida práctica de ver programas de televisión y a la vez comentarlos en las redes sociales, algo que se está convirtiendo tanto en un aspecto a tener en cuenta en la promoción de programas y series como en una forma de medir las audiencias televisivas. Muchas risas en el auditorio ante los gags relacionados con personajes de programas televisivos, síntoma para mí inequívoco de que, en general, los españoles vemos demasiada tele.

Tras las risas, volvimos a la formalidad con un tema muy preocupante: Jose A. Ruiz Cantero disertó sobre Hacking en tu web, dando sugerencias sobre cómo evitarlo, haciendo hincapié primero en que no podemos confiar jamás en que nadie vaya a querer hackear nuestra web y, partiendo de ahí, sobre algunas normas básicas como: tener siempre copia de seguridad de todo (guardada en un soporte u ordenador distinto al servidor en el que tienes tu página), actualizar siempre nuestro CMS con la última versión publicada o vigilar qué metadatos se dejan accesibles. Unos consejos a tener muy en cuenta para hacer todo lo que esté en nuestras manos para prevenir y no tener que lamentar.

A continuación estaba prevista la ponencia Conocimiento libre, movilización ciudadana y ética hacker, una de las más esperadas del evento, pero, para desconsuelo de muchos que estamos muy interesados en el tema, se suspendió por imposibilidad de asistencia de Ramón Ramón.

Pasamos entonces a la siguiente: Ana Ortiz Almagro, mucho más conocida en las redes sociales como @AnitaBtwice y especialmente por su canal de Youtube. Un placer escuchar a esta joven videoblogger malagueña simpática y dicharachera que nos contó su experiencia desde que grabó su primer vídeo hasta llegar a tener más de catorce mil setecientos suscriptores. Es comprensible porque escuchar a esta chica engancha. Recomiendo la ponencia que ya puede verse en su canal por lo divertida y fresca que resultó.

Para terminar, antes de la foto y subasta de regalos, Pedro García Navarro nos recordó una serie de trucos que resultan útiles para sobrevivir a una entrevista de trabajo 2.0, cosas que probablemente todos sabemos pero que siempre es útil refrescar y enriquecer porque (aunque esperemos no necesitarlos) no podemos estar seguros de si nos van a hacer falta. El formato resultó original, como si la entrevista fuera un concurso televisivo, y además comprobamos con varios ejemplos lo mucho que han evolucionado ese tipo de entrevistas con los adelantos tecnológicos.

Quisiera felicitar a los organizadores de #ActitudSocial por su capacidad para poner de acuerdo a tanta gente, coordinar tantos aspectos distintos y conseguir que todo haya ido bien. Sobre las ponencias, algunas me gustaron más que otras, pero entiendo que debe haber variedad. Y gracias también por abrir este evento especialmente a entidades, empresas y personas de Málaga, de mi provincia, porque es muy agradable comprobar que tenemos tanto talento cerca.

Un par de detalles que creo que serían muy de agradecer para próximas ediciones (a las que sin duda intentaré asistir): las tomas de corriente (no hay batería de móvil, tableta ni portátil que resista tantas horas) y una wifi más ágil y estable.

Como muestra de la mezcla de locura y organización que reinaba en el congreso, podemos ver el Harlem Shake que se improvisó en un descanso.