muñecos representando una familia con una llave gigante

Cuando se emigra a un país, es posible encontrar serios problemas para alquilar una vivienda, ya que no se tiene reputación de solvencia por no haber habitado ni trabajado allí, y tampoco es fácil encontrar avalistas que respalden un contrato. Para solventar estas dificultades se ha creado Traity, una empresa de reputación online para personas basada en su huella digital que con su primer producto,  Trustbond, pretende eliminar la necesidad de constituir fianzas para acceder a las propiedades.
Esther Paniagua nos explica en este artículo de El País cómo funciona y por qué no está aún implantado en España.

“Cartagena explica que su sistema tiene en cuenta un número creciente de redes (actualmente 26). Lo que buscan en ellas es consistencia: “A una persona que dice en LinkedIn que trabajó en Telefónica pero no tiene ningún amigo en Telefónica no le damos puntos”, señala. De AirBnb analizan las reseñas semánticamente, de Uber extraen la puntuación… y así con cada red. El resultado del cómputo global es una puntuación individual que sirve -o eso proponen- para sustituir a la tradicional calificación de solvencia.

“Hemos demostrado que nuestras puntuaciones predicen el comportamiento. El año pasado conseguimos una patente con más de 20 reclamaciones”, asegura el emprendedor. ¿Qué hay de sus posibles sesgos? “Es probable que la predicción sea distinta en diferentes países. Por ejemplo, en Rusia la gente da puntuaciones mucho más bajas a otros usuarios, así que tendremos que afinar poco a poco”, responde Cartagena, que recalca que, aparte de estos, no hay sesgo posible de raza, sexo, religión, etc., dado que lo que busca su tecnología es consistencia en las redes y resiliencia en los comportamientos de cada usuario.”