imagen de una foto coloreada

La inteligencia artificial tiene infinitos usos. Uno de los más nostálgicos y entrañables, es la colorización de fotografías en blanco y negro. Seguro que vamos a oír a hablar mucho de ello en los próximos años. Esta tecnología está comenzando a dar sus primeros pasos, pero ya está disponible, y la podemos probar ahora mismo. La División de Inteligencia Artificial y Ciencia de los Datos del gobierno de Singapur ha creado ColouriseSG, una herramienta online gratuita que permite aplicar color a las fotos en blanco y negro.

La inteligencia artificial y el Deep learning o aprendizaje profundo se adapta muy bien a la colorización de fotos en blanco y negro, porque su técnica de aprendizaje se basa, precisamente, en analizar, comparar y tomar decisiones, desechando las incorrectas y quedándose con las correctas, que es justamente el método más lógico para colorizar una foto. Así es como funciona ColouriseSG.

Esta técnica ya se está usando también en la televisión y el cine, para colorizar vídeo. No te pierdas el espectacular trailer del documental de Peter Jackson, The Shall not Grow Old, en donde ha restaurado y colorizado vídeos de la Primera Guerra Mundial.

Cuando se trata de colorizar fotos, el proceso se lleva a cabo en dos etapas. Una de ellas es común para todos estos sistemas: coger una fotografía e identificar qué zona de la foto es una cara, una camisa, una puerta, o una guitarra. En esto la inteligencia artificial que usamos hoy en día ya es bastante buena, y lo lleva a cabo con bastante precisión.

Una vez que has identificado los elementos de una foto, llega el momento más complicado: darle color. Por el tono de los blancos y negros de una imagen, la IA puede intuir ciertos colores. Si hay un tono negro seguramente el color original será negro, azul o marrón, y si hay uno claro, puede ser un azul claro, un amarillo, etc. Pero es imposible saberlo con seguridad.

Por eso, el software que se usa para colorizar fotos, se especializa en temas muy específicos. Por ejemplo, si se quiere colorizar fotografías de la Primera Guerra Mundial, se entrena a la IA con fotos a color o dibujos reales de esa época. Si la IA detecta a un hombre con uniforme y un casco inglés sabe que es un soldado británico, y entonces ese uniforme tendrá un verde muy concreto, y será el color real con una probabilidad muy alta.

Leer el resto del artículo en Computer Hoy.