iconos de redes sociales en la pantalla de un smartphone

Ni una cuenta oficial, ni un famoso, ni un ‘influencer’… el perfil más popular de las tres redes sociales más famosas del mundo –Facebook, Instagram y Twitter– es uno dedicado a la publicación de memes virales: 9Gag. Así lo apuntan los nuevos datos de la compañía CrowdTangle, dedicada al seguimiento de medios.

La cuenta de Instagram de 9Gag recibió el mayor número de interacciones durante el período de tres meses que duró el estudio, con más de 812 millones de ‘likes’ y comentarios. En Twitter, el perfil oficial de Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos, se situó en primer lugar con cerca de 104 millones de ‘likes’ y ‘retweets’. Por último, según Fortune, en Facebook, la cuenta británica de contenido viral LADbible ocupó el primer lugar de la lista, con 121 millones de reacciones, comentarios y publicaciones compartidas.

Volviendo a la red social donde reina la fotografía y el vídeo, Kylie Jenner, la cuenta ‘433’ dedicada al fútbol, Ariana Grande o el perfil oficial de la NBA completan la lista de cuentas más populares de Instagram. En este sentido, la ‘influencer’ del clan Kardashian, que hasta hace unos meses ostentaba el récord de la foto con más ‘likes’ del mundo en la plataforma, consiguió 662 millones de interacciones a lo largo de los tres meses. ‘433’ llegó a las 568 millones de interacciones, seguido de cerca por la cantante de pop estadounidense, Ariana Grande, con cerca de 558 millones de interacciones. Por último el perfil de la asociación americana de básquet alcanzó los 495 millones de interacciones.

En Twitter, Ariana Grande también se encuentra en la parte alta de la clasificación, con más de 100 millones de interacciones, seguida por el perfil del medio de comunicación deportivo Bleacher Report, que se acerca a los 50 millones de interacciones. A parte del presidente norteamericano, también se encuentran en la lista otros políticos como la demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, que consiguió más de 35 millones de interacciones.

Leer el resto de la noticia en La Vanguardia.