imagen de unas manos trabajando en un ordenador

Las redes sociales no solo han cambiado la forma en la que nos comunicamos con nuestros amigos, sino también en la que trabajamos, compramos o disfrutamos de nuestros momentos de ocio. Hoy en día hay pocas empresas que no cuenten con sus propios perfiles en las redes sociales para estar en contacto directo con sus clientes.

Las redes sociales permiten a las empresas dirigirse a una audiencia global y hacer campañas de publicidad con un coste menor al de los anuncios en prensa, radio o televisión.

A diferencia de los medios tradicionales, en los medios sociales o social media el poder lo tiene el usuario, que crea y comparte sus propios contenidos e interactúa con las marcas con las que se siente identificado.

En paralelo a la aparición de nuevas redes sociales, han ido surgiendo también nuevas profesiones relacionadas con la comunicación y la publicidad a través de estos canales. Y es que, aunque parezca una tarea que cualquiera puede realizar, para trabajar con las redes sociales hay que conocer bien estas herramientas y planificar qué se va a hacer con ellas.

Una de las profesiones más conocidas en torno a las redes sociales es la de community manager, la persona que gestiona las cuentas en redes sociales de una empresa. Otro ejemplo son los influencer, aunque no se trata de una profesión como tal sino de un tipo de usuario que tiene muchos seguidores y que las marcas utilizan para anunciar sus productos.

Leer el resto de la noticia en El Periódico de Aragón.