Imagen de inicio de Facebook

Varias empresas neozelandesas han retirado este jueves sus anuncios de las redes sociales después de que el vídeo del atentado contra dos mezquitas de la localidad de Christchurch, donde fueron asesinadas 50 personas, fuera difundido a través de Facebook.

“Westpac NZ ha retirado todos sus anuncios de las redes sociales hasta nuevo aviso, entre ellas Facebook, y vamos a abordar con dichas compañías la publicación de contenido dañino“, ha indicado el banco en su cuenta de Twitter.

La Asociación de Publicistas de Nueva Zelanda (ANZA, por sus siglas en inglés) y el Consejo de Comunicaciones Comerciales han publicado este lunes un comunicado en el que instan a sus miembros a considerar dónde invertir su dinero en cuestión de publicidad.

“Los eventos de Christchurch plantean la cuestión de que si los dueños de este tipo de páginas pueden llegar a los consumidores con publicidad en microsegundos por qué no pueden utilizar la misma tecnología para prevenir que este tipo de contenidos sean difundidos en vivo“, recoge el texto.

“Desafiamos a Facebook y otras plataformas para que tomen medidas inmediatas para moderar de manera efectiva el contenido de odio antes de otra tragedia pueda ser difundida online”, continúa.

Leer el resto de la noticia en Infolibre.