Imagen del cartel de Google en una de sus sedes de USA

El pasado 2 de abril Google se despidió para siempre de un servicio que no tuvo la aceptación esperada. Se trata de su red social Google Plus.

El cierre de esta red social ha supuesto que se eliminen los eventos creados allí, como las publicaciones y cualquier otro contenido que se haya compartido en este círculo virtual.

Cabe aclarar que no se han borrado ni las fotos ni los vídeos que hayan sido guardados en Google Fotos.

Pero Google Plus no es lo único que se ha eliminado. También se ha tenido que decir  adiós a Inbox, una aplicación de gestión de correo de Google. Igualmente, el mes pasado dejó de estar vigente su servicio de mensajería Allo.

Este servicio de mensajería, presentado en 2019, pretendían que llegase a superar al WhatsApp. El gigante informático confiaba en que podía al menos igualar el mercado de la mensajería instantánea.

Pero eso no pasó. Si algo ha quedado claro en el sector de las aplicaciones, es que la app que logre posicionarse primero y tener un grueso de usuarios lleva las de ganar.

Leer el resto de la noticia en Infobae.